Cambios de ciclo y sesgos

Existen determinados momentos que se repiten como etapas para comenzar a intentar a desarrollar una mejor versión de nosotros mismos. “El lunes empiezo la dieta”, “este año voy a aprender inglés”, “después del verano empiezo a hacer ejercicio”…, todas estas son frases ponen de manifiesto que, psicológicamente, existen algunos momentos que consideramos mejores  para comenzar a realizar una acción que consideramos positiva o tratar de eliminar una negativa. Tal y como proponen Dai, Milkman y Riis (2014), “estos hitos, demarcan el paso del tiempo, creando períodos de contabilidad mental que relegan las imperfecciones pasadas a períodos anteriores, induciendo a las personas a tener una visión general de sus vidas y, por lo tanto, motivando comportamientos aspiracionales”.

Emociones y cambios de ciclo

A la hora de establecer los propósitos de nuevo año, es importante identificar la influencia de las emociones en nuestra toma de decisiones. Cuando establecemos un propósito de nuevo año, lo que diseñamos es un plan para acercarnos a nuestro yo ideal, definido por Higgins en su Teoría de la Self Discrepancia como la “representación de los atributos que alguien (usted mismo u otro) quisiera que usted, idealmente, poseyera”. Así, desde el punto de vista de esta teoría, una discrepancia entre nuestro yo-actual y nuestro yo-ideal se relaciona con emociones negativas.

Yo-ideal

Pensar en una versión de nosotros que (utilizando los tópicos antes señalados), no fuma, hace ejercicio regularmente y habla inglés con soltura, puede producir efectos placenteros en nuestra persona ahora, si bien ignora una parte importante que nos hace menos proclives a conseguir nuestros propósitos. En esta línea, reducir el consumo de tabaco acarrea inevitablemente sensaciones negativas (abstinencia, ansiedad), las cuales hay que tener también en cuenta al elaborar una versión ideal de nosotros.

El cansancio del día a día, la pereza, etc., serán posiblemente obstáculos para conseguir una rutina de ejercicio. Por otro lado, aspectos como la falta de confianza y la timidez barreras para conseguir progresar en otro idioma. Además de esto, no hay que olvidar que el establecimiento de hábitos nuevos va a competir con otros hábitos de nuestro tiempo libre. Así, tener tiempo para hacer ejercicio o aprender inglés, puede suponer tener que eliminar otros hábitos ya establecidos.

Heurística y sesgos

El razonamiento es uno de los procesos cognitivos básicos por medio del cual utilizamos y aplicamos nuestro conocimiento. Si no tuviéramos la posibilidad de hacer inferencias, dependeríamos de un conocimiento muy específico y puntual para cada situación. En el estudio del razonamiento probabilístico, aparece el enfoque de los heurísticos, que constituye reglas y estrategias que se aplican para producir una estimación o una predicción. Precisamente, esta estrategia intuitiva, rápida y que exige pocos recursos cognitivos, puede originar distintos errores sistemáticos característicos de cada heurístico, denominados sesgos o falacias. En el caso del establecimiento de propósitos de nuevo ciclo, podemos resaltar dos de ellos:

Heurística de la afectividad

Siguiendo a Daniel Kahneman, por heurístico de la afectividad se entiende aquella manera automática de pensar, en la que “los juicios y las decisiones están directamente regidos por sentimientos de agrado y desagrado, con escasa deliberación o razonamiento”. En esta línea, el establecimiento de propósitos de año nuevo, ignorando los aspectos negativos de un cambio, funcionaría como un acto que da placer en sí, en la medida que nos permite imaginar una versión idealizada de nosotros y temporalmente acercarnos mentalmente a ella, si bien tiene escasa aplicación práctica debido a su parcialidad, al ignorar la dificultad que supone establecer o eliminar un hábito.

Sesgo del presente

Los cambios que se suelen proponer en determinados momentos (dejar de fumar, aprender inglés, hacer ejercicio…), son cambios a largo plazo, que requieren esfuerzo y constancia. En este caso, la investigación ha señalado la existencia de un sesgo del presente, por el que los seres humanos tendemos a valorar más la gratificación inmediata, infravalorando los beneficios futuros, posponiendo los sacrificios y dando más peso a las recompensas inmediatas. Este sesgo puede explicar que decidamos el placer inmediato a fumar un cigarro o comer un dulce, frente al placer demorado de haber superado estas tentaciones y acercarnos a nuestros objetivos.

Recomendaciones de la psicología

En este contexto, desde la psicología se recomiendan una serie de pautas que nos ayuden a superar estos sesgos y nos ayuden a alcanzar nuestras metas de nuevo ciclo. Entre estas podemos destacar:

  1. Establece unos objetivos realistas. Estos deben suponer un reto, pero a su vez tienen que tener en cuenta nuestras capacidades reales para conseguirlos. Unos objetivos inalcanzables tendrán como consecuencia la desmotivación al no alcanzarlos.
  2. Define unos objetivos concretos que nos ayuden a establecer metas específicas (hacer ejercicio no lo sería, correr 15 minutos los martes y jueves sí lo sería).
  3. Aprovecha la “presión” grupal. Muchos de tus objetivos pueden ser compartidos con otros, y tratar de conseguirlos juntos puede suponer una fuente importante de adhesión y motivación.
  4. Establece objetivos intermedios que sean más fáciles de conseguir y nos ayuden a mantener la motivación (en enero correr 5 minutos martes y jueves, en febrero aumentar a 10).
  5. Escribe los objetivos y haz seguimiento del cumplimiento de estos.
  6. Ten cierta flexibilidad en el cumplimiento de los objetivos para no rendirte a la primera (si un día no sales a correr, no pasa nada).

Referencias

Dai, Hengchen; Milkman, Katherine L.; Riis, Jason (2014). The Fresh Start Effect: Temporal Landmarks Motivate Aspirational Behavior. Management Science, 60(10)

Higgins, E. T. (1987). Self-discrepancy: A theory relating self and affect. Psychological Review, 94(3), 319–340.

Kahneman, Daniel (2012). Pensar Rápido, Pensar Despacio. Barcelona: Randon House

Navalón, Adrián (2020). Psicología Económica: Sesgos, Heurísticos Y “Empujones” en la toma de decisiones bajo incertidumbre. Blog de Psicología del Colegio Oficial de la Psicología de Madrid. https://www.copmadrid.org/wp/psicologia-economica/

 

Print Friendly, PDF & Email

Acerca de VÍCTOR GONZÁLEZ CAMPABADAL

Sociólogo y psicólogo. Investigación en Toluna Corporate. Colaborador del grupo de Psicología y Economía del Colegio Oficial de la Psicología de Madrid.

Ver todas las entradas de VÍCTOR GONZÁLEZ CAMPABADAL →

3 comentarios en «Cambios de ciclo y sesgos»

  1. Excelente artículo en el que se detallan los sesgos de decisión a los que nos enfrentamos diariamente, y en el que se proporcionan pautas para alcanzar los objetivos para progresar en nuestro bienestar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver más

  • Responsable: Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.