X CERRAR
BackVolver a noticias

Prevención de los Problemas Emocionales en el Contexto Educativo: eficacia del Protocolo Unificado para el tratamiento transdiagnóstico para adolescentes

11/02/2022 | COMUNICACIÓN


Fuente Infocop. En los últimos años, la División de Psicología Educativa lleva trabajando en la realización de un Estudio que evidencie las aportaciones de la Psicología en el contexto educativo y la necesidad de la presencia de psicólogos/as en el ámbito educativo. Después de que la pandemia paralizase las acciones que iban a realizarse en 2020, se ha podido poner finalmente en marcha el desarrollo del Estudio PsiCE, con Eduardo Fonseca Pedrero, vicerrector de Investigación e Internacionalización de la Universidad de La Rioja, como Investigador Principal, y con Pilar Calvo Pascual, coordinadora de la División de Psicología Educativa, como Coordinadora General.

La meta principal del Estudio PsiCE es prevenir los problemas emocionales en contextos educativos a la vez que se mejora el ajuste emocional y social, así como los procesos de aprendizaje del alumnado. Con este fin, se evalúa la eficacia del Protocolo Unificado para el Tratamiento Transdiagnóstico de los Problemas Emocionales en Adolescentes (UP-A; Ehrenreich-May et al., 2018). El estudio se implementará mediante un ensayo controlado aleatorizado con un grupo control activo y un grupo experimental, y se realizará una evaluación pre-test y postest a los 6, 12 y 18 meses. Se estima que se evaluará a más de 1.4000 alumnos/as para poder detectar los problemas emocionales que presenten (síntomas subclínicos en ansiedad y depresión). Los familiares del alumnado también participarán en el programa UP-A.

Se recoge información de: variables sociodemográficas, problemas emocionales y comportamentales, depresión, ansiedad, afecto positivo y negativo, suicidio, autoeficacia, bienestar emocional, CI, autoestima, comportamiento prosocial, consumo de sustancias, regulación emocional, rendimiento académico, calidad de vida, rendimiento cognitivo y funcionamiento social. También se evalúa la satisfacción del programa por parte de los usuarios.

La justificación del Estudio se centra en que las dificultades psicológicas de tipo emocional (ansiedad y depresión) en los jóvenes se erigen como un problema de salud pública, tanto por su prevalencia y morbilidad asociada, como por el riesgo de prolongarse hasta la adultez y las consecuencias personales, familiares, educativas, laborales, sociales y sanitarias que llevan asociadas.

Concretamente, estas problemáticas pueden tener un efecto negativo en el rendimiento académico y en los procesos de aprendizaje a corto, medio y largo plazo.

La salud mental infanto-juvenil y sus problemáticas asociadas son una preocupación importante, con una gran repercusión socio-sanitaria a la que la Psicología y la sociedad tienen que dar respuesta.

Los centros educativos tienen un papel relevante en la promoción del bienestar y la prevención de posibles problemas emocionales. En este sentido, valorando la importancia de los entornos naturales para la prevención e intervención de la salud en la infancia y la adolescencia, los centros educativos, según la Organización Mundial de la Salud, se han transformado“en uno de los contextos más importantes para la promoción de la salud y de las intervenciones preventivas en niños, niñas y jóvenes”. Por ello, son el contexto idóneo para poder identificar y tratar los problemas emocionales de manera temprana, así como para promocionar el bienestar emocional. El centro educativo resulta un lugar óptimo para la prevención e intervención, puesto que, después del ámbito familiar, es el lugar donde más se interactúa con las y los menores, generando experiencias significativas que les ayudan a construir su identidad, establecer relaciones interpersonales y desarrollar habilidades emocionales como la resiliencia y el autocontrol. Supone una gran oportunidad el hecho de aprovechar estos contextos para desarrollar marcos de trabajo que se centren en las y los menores y que permitan que la salud y la educación vayan alineadas.

Todo ello, facilita una atención escalonada que se centre, en primer lugar, en la detección temprana, en segundo lugar, en la intervención en el momento oportuno dentro del centro educativo y, por último, en caso de persistencia o gravedad del problema, pueda derivarse a centros externos. El profesional de la Psicología Educativa tiene un rol central en la prevención de las dificultades y problemáticas que acontecen en el contexto escolar, además de contribuir al desarrollo integral del alumnado.

El estudio está centrado en el marco de Psicofundación, con la experiencia colaborativa de los Colegios Oficiales de Psicología de, Andalucía Occidental, Andalucía Oriental, Aragón, Castilla-La Mancha, Comunitat Valenciana, Galicia, Madrid, Principado de Asturias, Región de Murcia, La Rioja y Santa Cruz de Tenerife.

Una iniciativa que parte de la unidad de la Psicología, que trabaja por el bien común colectivo de la profesión, que va más allá de los intereses sectoriales. Como reza un proverbio africano: ”las huellas de las personas que caminan juntas nunca se borran”.

Este estudio, pionero en España y a nivel internacional, puede ayudar a mejorar la salud mental de nuestros jóvenes. Sus hallazgos tendrán claras repercusiones en el bienestar y la calidad de vida de los menores, en la gestión eficaz de los recursos educativos, socio-sanitarios, etc., y en la reducción del impacto negativo del posible problema en la familia y el entorno cercano.

 

En copmadrid.org utilizamos cookies propias y de terceros para desempeñar nuestros servicios, elaborar información estadística y prestar servicios concretos de páginas externas a copmadrid.org.

Puedes aceptar el uso de cookies pulsando el botón de “Aceptar” o configurar/rechazar su uso pulsando “Configurar/Rechazar”. Podrás cambiar de opinión sobre tu elección en cualquier momento visitando nuestra  Política de Cookies.