X CERRAR
BackVolver a noticias

La necesidad de tomar medidas frente al bullying homofóbico, Dia Internacional contra la homofobia, la transfobia y la bifobia

17/05/2022 | CONSEJO


Fuente INFOCOP.- El 17 de mayo se celebra el Día Internacional contra la homofobia, la transfobia y la bifobia. La fecha fue reservada en conmemoración al día en que la Organización Mundial de la Salud eliminó la homosexualidad de la lista de trastornos mentales, en el año 1990, erigiéndose el 17 de mayo como un día para celebrar la diversidad sexual y de género, y para concienciar a la población contra la violencia y la discriminación que experimentan las personas LGBITQ+ a nivel mundial.

El lema de la campaña de este año es “Nuestros cuerpos, nuestras vidas, nuestros derechos” y, a través del mismo, las organizaciones y colectivos LGTBIQ+ reivindican el derecho a vivir la sexualidad y a expresar el género libremente y la necesidad de erradicar cualquier forma de violencia, discriminación y estigma hacia las personas LGTBIQ+.

A pesar de los avances en el reconocimiento de los derechos de las personas LGTBIQ+ y del artículo 1 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos que defiende que “todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos”, en más de 70 países de todo el mundo las relaciones entre personas del mismo sexo son ilegales, y en alrededor de 10 de estos países, el castigo puede ser la muerte. Se estima que el 70% de la población mundial vive bajo leyes y reglamentos que limitan la libertad de expresión en torno a la orientación sexual y la identidad de género.

Asimismo, independientemente del contexto jurídico, la discriminación y el odio debido a la orientación sexual o de género son un problema extendido en todo el mundo y un fenómeno que se evidencia desde la adolescencia. Según datos aportados por la UNESCO, en una encuesta a más de 17.000 jóvenes de entre 13 y 24 años, el 54% había sufrido bullying en la escuela al menos una vez por su orientación sexual, identidad de género, expresión de género o variaciones de las características sexuales. La encuesta también mostró que el 83% de los estudiantes había escuchado al menos alguna vez comentarios negativos hacia los estudiantes LGBITQ+, y el 67 % había sido objeto de comentarios negativos al menos una vez.

Teniendo en cuenta estos datos, la UNESCO subraya la importancia de la implicación de los agentes involucrados en la educación de forma que se realicen acciones eficaces para garantizar el establecimiento de entornos de aprendizaje seguros para todos, incluido el alumnado LGTBIQ+. En este sentido, la UNESCO ha publicado el documento “No mires hacia otro lado: no a la exclusión del alumnado LGBTI”, en el que proporciona las siguientes recomendaciones para asegurar entornos inclusivos en los centros educativos:

  • Trabajar con un enfoque intersectorial para tomar medidas coherentes con vistas a proteger los derechos de las personas LGTBI y aplicar legislación antidiscriminación mencionando la orientación sexual, la identidad de género, la expresión de género y las variaciones de las características sexuales como causas protegidas. "No puede haber progreso en las escuelas si se niega la igualdad de derechos a las personas LGTBI", afirma la UNESCO.
  • Desarrollar la enseñanza de los derechos humanos, la educación sexual integral y otros temas, incluidas la historia y los estudios sociales, como puntos de ingreso para mejorar el conocimiento y desarrollar la capacidad para impartir educación inclusiva. “Los currículos y los materiales didácticos o bien ignoran por completo o bien ofrecen una imagen deformada de las personas LGTBI; incluso sirven de vehículo para actitudes negativas y presentan las identidades LGTBI como patológicas”, indica el texto, de forma que “la educación no podrá jamás ser considerada inclusiva si algunos alumnos o alumnas sienten que ellos o sus familias no son parte del proyecto educativo”.
  • Invertir fuertemente en la capacidad del personal docente para elaborar planes de estudio inclusivos y prevenir o abordar el acoso y la violencia debido a la orientación sexual, la identidad de género, la expresión de género y las variaciones de las características sexuales. Tal y como advierte la UNESCO, “los cambios en los currículos que reconocen las identidades LGTBI son letra muerta si no van acompañados de actividades para fortalecer la confianza del personal docente para enseñar materias que por lo general son consideradas sensibles o tabú y responder a las realidades y experiencias, a menudo muy diferentes, del alumnado LGTBI”.
  • Fortalecer la capacidad del sistema educativo para supervisar el acoso y la violencia que sufren todos los alumnos y alumnas, incluido el alumnado LGTBI.
  • Situar a las alumnas y los alumnos en el centro de los esfuerzos para prevenir la exclusión por motivos de orientación sexual, identidad de género, expresión de género y variaciones de las características sexuales. “La inclusión no es un resultado, sino ante todo y primordialmente un proceso y una experiencia. Una educación de calidad no debe ofrecer meramente resultados académicos exitosos; el derecho a gozar de buena salud física y mental y sentirse feliz, en seguridad y en conexión con sus pares es tan importante como el derecho a aprender”, señala el documento.

Se puede acceder a la guía en el siguiente enlace: No mires hacia otro lado: no a la exclusión del alumnado LGBTI

 

En copmadrid.org utilizamos cookies propias y de terceros para desempeñar nuestros servicios, elaborar información estadística y prestar servicios concretos de páginas externas a copmadrid.org.

Puedes aceptar el uso de cookies pulsando el botón de “Aceptar” o configurar/rechazar su uso pulsando “Configurar/Rechazar”. Podrás cambiar de opinión sobre tu elección en cualquier momento visitando nuestra  Política de Cookies.