36 años trabajando junto a nuestros colegiados para mejorar la calidad de los servicios psicológicos y el bienestar de los ciudadanos

Trabajamos junto a nuestros colegiados para mejorar la calidad de los servicios psicológicos y el bienestar de los ciudadanos




Día Internacional de la Discapacidad. Retos de las personas con discapacidad intelectual


03/12/2018 | COMUNICACIÓN
Comparte esta noticia:



“Las personas con discapacidad, la "minoría más amplia del mundo", suelen tener menos oportunidades económicas, peor acceso a la educación y tasas de pobreza más altas. Eso se debe principalmente a la falta de servicios que les puedan facilitar la vida (como acceso a la información o al transporte) y porque tienen menos recursos para defender sus derechos. A estos obstáculos cotidianos se suman la discriminación social y la falta de legislación adecuada para proteger a los discapacitados”, destaca hoy Naciones Unidas, en el Día Internacional de la Discapacidad.

La discapacidad intelectual se ha estudiado como fuente de estrés para los cuidadores. Sin embargo, apenas existen estudios que expongan cómo afrontan los afectados por la discapacidad las contrariedades que la vida les plantea o que analicen cómo manejan el estrés.

Un trabajo de la Universidad de Burgos publicado recientemente en Psychosocial Intervention, revista editada por el Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid, ha profundizado precisamente en este aspecto de la discapacidad. En concreto, ha analizado las estrategias de afrontamiento frente al estrés en personas con discapacidad intelectual, y si existen diferencias en el empleo de las mismas en relación con el género y la edad, en 262 adultos con edades comprendidas entre 20 y 74 años (el 49% hombres y 51% mujeres).

Entre las conclusiones más relevantes se resalta el hecho de que las personas con discapacidad intelectual utilizan menos estrategias de afrontamiento del estrés que la población sin discapacidad. Por tanto, un aspecto importante es enseñar estrategias de afrontamiento adaptativas a las personas con discapacidad intelectual, como resolución de problemas, reestructuración cognitiva y uso del apoyo social.

Entrenar a las personas con discapacidad intelectual en la adquisición de estas habilidades facilita que puedan pedir ayuda o escapar con éxito de la situación estresantes que la vida plantea, destacan Rodrigo Barquín-Cuervo, Begoña Medina-Gómez y Gloria Pérez de Albéniz-Garrote, autores del estudio.

Además, los resultados del presente estudio apuntan a un mayor uso del apoyo social como estrategia, frente al resto de habilidades de afrontamiento, con un uso diferente en función de la edad. Los menores de 40 años buscan más el apoyo social de familiares y amigos que los de mayor edad. Probablemente, estas diferencias se deben a la disminución del número de personas que forman parte de la red de apoyo social conforme avanza la edad, limitándose, en muchos casos, a familiares y profesionales.

Sin embargo, no hay una forma diferente de enfrentarse a situaciones estresantes entre hombres y mujeres con discapacidad intelectual, a diferencia de lo que ocurre en la población general, posiblemente porque las limitaciones que presentan en el funcionamiento cognitivo son más determinantes en la manera de hacer frente al estrés que el hecho de ser hombre o mujer.

Autonomía de las personas con discapacidad intelectual

Otro artículo publicado en la Revista de Psicología Educativa, del Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid, analiza “El Rol de los Factores Personales y Familiares en la Autodeterminación de Jóvenes con Discapacidad Intelectual”.  Las conclusiones de este trabajo de las universidades de Zaragoza, Cantabria y Salamanca indican que, por encima de los factores personales, la situación laboral del padre y la madre, número de hijos o el lugar que ocupa la persona con discapacidad entre sus hermanos juegan un papel fundamental en la consecución de autonomía, por encima de los factores personales.

Así, por ejemplo, cuando la persona con discapacidad es el mayor de los hermanos, su nivel de empoderamiento y autonomía son menores que cuando esta situación afecta al más pequeño de la familia, como ocurre con los hijos sin discapacidad.

La autodeterminación es un factor relevante en la educación y en la vida de las personas con discapacidad. Tradicionalmente se ha considerado que los factores personales son clave para lograrla, sin embargo, este estudio resalta que la educación juega un papel fundamental.

Las personas con discapacidad intelectual ocupan un segundo plano en la toma de decisiones que conciernen a su vida. Pese a que tener un papel activo en estas decisiones tiene un efecto positivo sobre su calidad de vida, como muestra el estudio “Autodeterminación y calidad de vida: un programa para la mejora de personas adultas con discapacidad intelectual” publicado en la Revista de Psicología Educativa, en este caso de la Universidad de Sevilla.

La crisis como factor añadido de estrés

El estudio “Crisis económica, salud y bienestar en trabajadores con discapacidad”,  publicado en “Journal of Work and organizational Psychology”, editada también por el Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid, analiza las consecuencias del deterioro de las condiciones de trabajo como resultado de la crisis económica sobre la salud, el bienestar, la percepción y las actitudes laborales de las personas con discapacidad integradas en el mundo laboral.

La conclusión es clara: el estrés y los salarios bajos asociados a la crisis económica y el poco apoyo por parte de las empresas y en algunos casos de compañeros de trabajo incrementan la ansiedad y depresión de los trabajadores con discapacidad.







Cuesta de San Vicente 4, 4ª pl. 28008 Madrid · Tel: 915419999 · Fax: 915590303 · Fax Dpto. de Formación: 915472284

www.copmadrid.org © Todos los derechos reservados.