Implementar la Psicología Clínica en todos los centros de Atención Primaria, una de las medidas clave en la PNL aprobada por unanimidad por la Asamblea de Madrid


23/07/2021 | COMUNICACIÓN
Comparte esta noticia:



Fuente INFOCOP.-  Garantizar la incorporación progresiva del profesional de la Psicología Clínica a todos los centros de Atención Primaria, implementar medidas específicas destinadas a la prevención del suicidio en poblaciones en riesgo o la creación de la especialidad de Psicología Infanto-juvenil, son algunos de los puntos clave recogidos en una Proposición No de Ley aprobada por unanimidad el pasado día 15 de julio, por el Pleno de la Asamblea de Madrid.

La propuesta, presentada por el Grupo Parlamentario Más Madrid, insta al Gobierno de la Comunidad de Madrid a aprobar un paquete de medidas integrales y urgentes para su inclusión en un Plan de Choque en Salud Mental de la Comunidad.

Tal y como señala Más Madrid en su exposición de motivos, desde que se declarase la situación de Estado de Alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria generada por la COVID-19 y durante las sucesivas olas que han ido emergiendo a lo largo del último año, las diferentes restricciones sanitarias y medidas de contención que se han implementado han tenido “efectos devastadores” a nivel social y económico, generando un “desasosiego colectivo” e incrementando aún más las situaciones de desigualdad, precariedad o incertidumbre, especialmente, entre los grupos de mayor vulnerabilidad.

En este contexto, en el que destaca también los “recursos precarios en la sanidad pública” y “el problema de estigmatización de los trastornos mentales”, numerosos expertos han alertado de una “realidad social extremadamente preocupante en nuestra región y el resto del país”, y que se está comenzando a identificar como “la quinta ola” esto es: es el grave impacto de la pandemia en la salud mental de la población.

A este respecto, el Grupo Parlamentario subraya el rol de los determinantes sociales y las condiciones de vida sobre la salud mental, así como la aparición de fatiga pandémica, fruto del estrés mantenido a lo largo del año, la incertidumbre, la situación de precariedad, la exposición a la enfermedad y duelos familiares, etc., y que se expresa en forma de cansancio, irritabilidad, alteraciones de sueño, ansiedad o depresión.

Sin embargo, a pesar del aumento progresivo de problemas de salud mental, “la carencia de profesionales para un tratamiento adecuado de psicoterapia favorece la ‘medicalización’ excesiva de los síntomas, ante la falta de tiempo en las consultas de Atención Primaria y Especializada”, un hecho que se refleja en los datos actuales, que indican un aumento significativo del consumo de psicofármacos (ansiolíticos, tranquilizantes, antidepresivos) en España, donde se han duplicado las prescripciones desde el inicio de la pandemia, situándose entre los países europeos con más tasa de consumo.

En la Comunidad de Madrid, concretamente, la ratio de psicólogos clínicos no llega a los 5 por 100.000 habitantes, cifrándose la media nacional en tres puntos por encima y la europea en 18, algo que, en palabras de Más Madrid, “se traduce en listas de espera prolongadas, de hasta tres meses y luego consultas poco eficaces, generando un enorme agravio comparativo entre aquellos que tienen el dinero para costearse un tratamiento privado y los que no”.

Dado lo anterior, subraya la trascendencia de aumentar las ratios tanto de psicólogos clínicos como de otros otros profesionales necesarios para un abordaje integral de los trastornos más prevalentes o los que tienen más riesgo de cronificación ante la precariedad de recursos, como el de enfermeras especialistas, terapeutas ocupacionales, trabajadores sociales, TCAE y otros.

Asimismo, insta a las instituciones y Administraciones públicas a garantizar el derecho a la salud mental “como uno de los ejes de reconstrucción social y comunitaria más importantes, y ofrecer de forma prioritaria, herramientas sociales, institucionales y materiales para ello, que pueden aglutinarse dentro de un Plan de Choque de Salud Mental con una serie de puntos clave.

En el transcurso de la sesión plenaria de la Asamblea de Madrid, los Grupos Parlamentarios PSOE, Vox, Partido Popular, Más Madrid y Podemos, suscribieron una enmienda transaccional a la Proposición No de Ley que fue aprobada por unanimidad por todos los partidos políticos, un consenso que evidencia la preocupación generalizada por la salud mental y la necesidad de emprender acciones urgentes.

De este modo, se ha aprobado instar a la Comunidad de Madrid a implementar los siguientes puntos fundamentales dentro del Plan de Choque en salud mental:

  1. Poner en marcha en los próximos meses, el nuevo Plan de Salud Mental 2021-2023, con la participación para su realización de representantes de todos los ámbitos de la sociedad incluidos los colectivos relacionados con la salud mental de la región.

  2. Se recogerán actuaciones y medidas, tanto organizativas como en materia de recursos humanos, materiales, creación de dispositivos, infraestructuras y de gestión, que tiendan a igualar las ratios de los profesionales de Psiquiatría y Psicología Clínica y el gasto total en salud mental a los estándares europeos, para entre otros objetivos, disminuir los tiempos de espera en las primeras consultas y mejorar la frecuencia de las sucesivas en los Servicios de Salud Mental, dando prioridad a mejorar la prestación de Psicoterapia, así como redimensionar las plantillas del resto de profesionales necesarios como enfermeras especialistas, terapeutas ocupacionales, trabajadores sociales, TCAE, auxiliares administrativos, entre otros.

  3. Garantizar la incorporación progresiva del profesional de la Psicología Clínica a todos los centros de atención primaria en número suficiente para una buena y rápida atención que evite la cronificación de los trastornos más comunes. Para ello, entre otras medidas, se propone instar al Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid para que a su vez inste al Ministerio de Sanidad a que realice los trámites necesarios para favorecer la incorporación en la sanidad pública de Psicólogos Especialistas en Psicología Clínica de manera prioritaria, asumiendo también la necesidad de aumentar la oferta de plazas del resto de especialidades y crear las especialidades del ámbito de la salud mental infanto-juvenil.

  4. Tras un estudio de necesidades, se redimensionarán los programas y dispositivos de la atención hospitalaria de agudos y crónicos, impulsando alternativas como los hospitales de día y la atención domiciliaria.

  5. El nuevo Plan, basado en la evidencia científica, incluirá sendas líneas de actuación que aborden de manera específica las necesidades de las mujeres con problemas de salud mental, la de las familias cuidadoras y otra para las personas que habiten en entorno rural.

  6. Realizar campañas con fondos públicos de sensibilización para eliminar el estigma sobre la salud mental.

  7. Establecer protocolos de coordinación entre los servicios sanitarios y servicios sociales en el que se garantice la continuidad asistencial de los objetivos comunes entre los profesionales sanitarios de los Servicios de Salud Mental y los profesionales de los recursos sociales.

  8. Con el objetivo de minimizar el impacto negativo de los determinantes sociales en la salud mental, se diseñarán políticas activas de empleo, vivienda, de apoyo a la crianza y la maternidad, así como de inserción social, accesibles para la población más vulnerable, que supongan una inversión a medio y largo plazo en el bienestar de las familias y de toda la sociedad, en coordinación con medidas similares que promueva el Gobierno de la nación, dotando de medios a los profesionales que las tramitan y dando respuestas ágiles a todas las dudas, excepciones y cuestionamientos que surjan.

  9. Es urgente implementar unas medidas específicas destinadas a la prevención del suicidio en las poblaciones de riesgo como principalmente son las personas en soledad no deseada o en exclusión social, así como las que aborden actuaciones para cuidar la salud mental de los profesionales sanitarios y de otras profesiones esenciales sometidas al estrés de estar en primera línea de la pandemia.

La preocupación que tiene la salud mental para el Grupo Parlamentario Más Madrid y para la formación Más País, ha sido puesta de manifiesto en numerosas ocasiones, no solo mediante intervenciones y propuestas parlamentarias, sino también a través de sendas reuniones con el Colegio Oficial de la Psicología de Madrid y con el Consejo General de la Psicología de España, previas a la formulación de esta Proposición No de Ley.

Durante su reunión con la Organización Colegial, Más País coincidió con varios puntos que ha venido reivindicando el COP en los últimos años, entre ellos, la importancia de incrementar la presencia de psicólogos en Atención Primaria, la urgencia de implementar un Plan Nacional de Prevención de Conductas Suicidas o la necesidad de aumentar el número de plazas PIR.

Fuente: La Asamblea de Madrid insta al Gobierno de la Comunidad de Madrid a aprobar un paquete de medidas integrales y urgentes a incluir en un Plan de Choque en Salud Mental de la Comunidad de Madrid, con los puntos fundamentales que se especifican en el escrito 

Enmienda transaccional







Cuesta de San Vicente 4, 4ª pl. 28008 Madrid · Tel: 915419999 · Fax: 915590303 · Fax Dpto. de Formación: 915472284

www.copmadrid.org © Todos los derechos reservados.

 

En copmadrid.org utilizamos cookies propias y de terceros para desempeñar nuestros servicios, elaborar información estadística y prestar servicios concretos de páginas externas a copmadrid.org.

Puede aceptar el uso de cookies pulsando el botón de “Aceptar” o configurar/rechazar su uso pulsando “Configurar/Rechazar”. Podrá cambiar de opinión sobre su elección en cualquier momento visitando nuestra Política de Cookies